Objetivo: 700

El equipo de trabajo integrado por el Grupo Ecologista Alcarayón y la Asociación Ecologista Ituci Verde de Escacena+Paterna del Campo, ultimamos los preparativos para comenzar una nueva campaña de voluntariado ambiental para salvamento de pollos de Aguilucho cenizo, la rapaz esteparia más amenazada de toda España.

La problemática de esta especie se centra en que las parejas, una vez concluye el apareamiento, construye sus nidos directamente sobre los trigales, y el nacimiento de los polluelos coincide en el tiempo con la llegada de las máquinas cosechadoras para la recolecta del cereal, lo que provocaría una mortalidad superior al 80% de la nidada si no se toman medidas de control y manejo de los pollos.

Desde que comenzaran las primeras labores de salvamento en la primavera de 1997, los voluntarios ambientales han localizado en la campiña cerealista de Tejada más de 500 nidos de esta especie vulnerable y protegida por la ley, con un saldo de más de 650 pollos salvados de una muerte segura por mutilación o atropello. En este sentido cabe destacar que los municipios de Paterna del Campo y Escacena del Campo llevan acogiendo en las últimas décadas la mayor colonia de cría de esta rapaz en toda la provincia de Huelva, convirtiéndose en una de las más productivas de toda Andalucía Occidental.

Miembros de Alcarayón e Ituci Verde observando aguiluchos en la Campiña de Tejada

Ituci Verde expuso la charla-coloquio “La Naturaleza en peligro”

Organizada por la Asociación Cultural de Chucena y con la colaboración del Ayuntamiento de la localidad, tuvo lugar en el Centro Polivalente la ponencia titulada “La Naturaleza en peligro”, una reflexión para alertar sobre las grandes amenazas que pesan sobre la sostenibilidad del planeta Tierra y de la continuidad de la propia especie humana.

La charla-coloquio corrió a cargo del Presidente de la Asociación Ecologista de Escacena+Paterna del Campo, Chema Fernández, y en su contenido se realizó una revisión de cómo ha ido evolucionando la relación de los seres humanos con la naturaleza, los peligros que se derivan de nuestros hábitos excesivos de consumo, la pérdida de biodiversidad por desaparición de especies, pérdida o fragmentación de hábitat así como las consecuencias del  cambio climático, en definitiva, una reflexión transversal para tomar conciencia de que ya no estamos en un momento de advertencias sino de consecuencias.

Desde Ituci Verde agradecemos a la Asociación Cultural de Chucena su deferencia por invitarnos a su ciclo de conferencias y les deseamos toda la suerte del mundo en esta singladura que comienzan en favor de la cultura, el conocimiento y el intercambio de ideas.

Chema Fernández durante su exposición

Bienvenido, Señor de la Campiña

Una primavera más, como hace siglos, ya están de nuevo aquí. Para quienes hemos nacido en las campiñas cerealistas y pueblos agrícolas de la Baja Andalucía, la silueta y el vuelo elegante de los aguiluchos cenizos forman parte insoslayable de nuestros paisajes rurales, de nuestro imaginario colectivo, de nuestro patrimonio natural. Siguiendo los misterios de la naturaleza, en ese afán persistente por vivir, después de miles de kilómetros de vuelo migratorio, estas hermosas rapaces llegan a nuestros campos para reproducirse y criar a sus polluelos.

Se enfrentarán, como siempre, a un sinfín de peligros y amenazas que van desde muerte por cosechadoras, empacadoras y tractores hasta envenenamiento, depredación natural o quema de los rastrojos. Pero con la misma ilusión con la que empezamos en la primavera de 1997, año en el que dio comienzo el voluntariado ambiental para el salvamento de pollos de aguilucho cenizo, el grupo de trabajo formado por Alcarayón e Ituci Verde, trabajaremos sin descanso para ayudar a que sus nidadas prosperen y que, entre todos, consigamos que el próximo año vuelvan de nuevo aquí, a este Campo de Tejada, a esta Tierra de Aguiluchos.

Macho de aguilucho cenizo