Localizados los primeros nidos de aguilucho cenizo en el Campo de Tejada

Bajo la coordinación de nuestro vicepresidente y técnico de medio ambiente, Alejandro Cejuela, el dispositivo de seguimiento, vigilancia y control de la colonia de cría del aguilucho cenizo (Circus pygargus) en el Campo de Tejada, ya empieza a dar sus frutos con la localización de los primeros nidos en los predios de nuestra campiña. Las próximas semanas serán cruciales para el devenir de esta especie protegida, especialmente cuando comience la siega mecanizada del cereal, momento crítico que determinará en buena medida el éxito reproductor de la especie y, consecuentemente, la continuidad de la colonia de cría instalada en Escacena+Paterna del Campo, la mayor de toda la provincia de Huelva y que alberga al 7% de todos los nidos de Andalucía.

A partir de la semana que viene nuestros voluntarios se sumarán a las labores de localización y vigilancia de la colonia para seguir ayudando a la conservación de uno de los grandes iconos de la fauna silvestre del Campo de Tejada: el aguilucho cenizo, el “Señor de la Campiña”.

Voluntario observando aguiluchos cenizos

El ave arcoiris ya está en el Campo de Tejada

La campiña de Escacena+Paterna del Campo tiene ya un nuevo inquilino. El abejaruco (Merops apiaster) es, sin lugar a dudas, uno de los animales más bellos de nuestra fauna. Su plumaje se convierte en toda una explosión cromática, en una paleta multicolor que se combina para formar una de las libreas más llamativas dentro del mundo de las aves. Migrador transahariano, llega a la península entrada la primavera para iniciar su cortejo y reproducción.

Ver Vídeo “El hombre y la Tierra (Fauna ibérica) – El abejaruco”

En las próximas semanas comenzarán su labor de “ingenieros de montes” para perforar taludes, cortados y paredes verticales en las que excavar galerías de hasta 2 metros que más tarde utilizarán como nidos. Su dieta se basa en insectos que atrapa al vuelo, principalmente abejas, avispas, moscardones y libélulas. A menudo entra en conflicto con los apicultores, ya que acude con frecuencia a las colmenas para alimentarse de las abejas. Pasarán en nuestros campos todo el verano, y partir de septiembre, regresarán de nuevo a sus cuarteles de invierno del África tropical.
Abejaruco (Merops apiaster)

Más de 50 personas participan en el senderismo de Ituci Verde

La aliseda del barranco de Los Laureles (Escacena del Campo) uno de los parajes más bellos de la serranía de Tejada, concitó nuevamente a personas de diversos municipios para participar en el último senderismo organizado por nuestra asociación ecologista. La expedición, integrada por más de 50 personas de todas las edades, pudo disfrutar de uno de los bosques de alisos más al sur de la península ibérica, así como de todo el esplendor que la alta primavera otorga al bosque y monte mediterráneo en el núcleo forestal de La Pata del Caballo. El experto senderista Emiliano Rodríguez, gran conocedor de la sierra de Tejada, condujo a los participantes hasta el corazón del barranco de Los Laureles por un sendero atestado de lavandas, gladiolos, matagallos, alcornoques, retamas y jara pringosa, incluyendo una visita a las cuevas horadadas para la prospección de mineral y, finalmente, regresar al punto de partida ascendiendo por una pendiente de un 6% de desnivel medio.

Tras culminar el recorrido de 6 km de longitud, los participantes realizaron un almuerzo comunal y compartido en las inmediaciones de la casa forestal de Las Contiendas para, más tarde, ya en sus vehículos, visitar La Punta del Cejo, uno de los cerros más altos de la Pata del Caballo (382 msnm) y bajar, como colofón de la actividad, hasta las pantanetas de cabecera del Río Corumbel. Tras este senderismo Ituci Verde pondrá fin a las rutas de sierra y dará comienzo a los itinerarios por la campiña del Campo de Tejada.

Bajando hacia Los Laureles
Bajando hacia Los Laureles

Ituci Verde solicita a la Junta protección para la dehesa de Torralba

Nuestra Asociación Ecologista de Escacena+Paterna del Campo ha presentado una instancia a la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Huelva en la que solicita a dicha administración que intervenga en la dehesa de Torralba (Chucena), a fin de garantizar la conservación de ese espacio natural. La dehesa de Torralba es una finca privada de 240 Ha de superficie y origen antrópico cuya comunidad vegetal responde al modelo de bosque claro y abierto constituido esencialmente por encinas y alcornoques como especies del estrato arbóreo, acompañadas por pastizal y matorral mediterráneo. Se encuentra ubicada en plena comarca del Condado de Huelva, circunscrita entre los márgenes de las carreteras A-472, A-481 y la ribera sur del arroyo Alcarayón. Esta dehesa forma uno de los más singulares ecosistemas de la comarca del Condado al tratarse de una formación de quercinas situada en plena campiña agrícola, un hábitat altamente antropizado y sometido a múltiples procesos de fragmentación, degradación y alteración,  y por ende, la presencia de esta formación arbórea, inmersa en una matriz inhóspita, cobra mayor relevancia biológica, no sólo por el alto valor paisajístico que confiere al entorno sino por su importante funcionalidad ecológica al actuar como hábitat de refugio, alimentación, campeo, nidificación y cría de numerosas especies entre las que destacan el elanio azul (Elanus caeruleus), el ratonero (Buteo buteo) o la musaraña común (Croccidura russula).

En este sentido, desde Ituci Verde alertamos de que a pesar de la importancia ecológica y natural que atesora la Dehesa de Torralba “su conservación se encuentra gravemente comprometida  como consecuencia de múltiples factores tales como la secular roturación sufrida por su arbolado en las últimas décadas, la seca, el síndrome del decaimiento de las encinas y alcornoques y su falta de regeneración”.  Nuestro grupo recuerda también que en cumplimiento de la  Ley 7/2010 de 14 de julio para La Dehesa, la Junta de Andalucía a través de su Consejería de Medio Ambiente “tiene la obligación de favorecer la conservación de las dehesas de la Comunidad Autónoma de Andalucía, preservando, desarrollando y revalorizando su riqueza económica, biológica, ambiental, social y cultural”.

Dehesa de Torralba
Dehesa de Torralba