El aguilucho cenizo cae un 50% en El Campo de Tejada

La colonia de cría del aguilucho cenizo en la comarca del Campo de Tejada, términos municipales de Escacena del Campo y Paterna del Campo, ha visto  reducido sus efectivos poblacionales en un 50% a lo largo la última década. Si en la primavera de 2007 el número de parejas reproductoras en la campiña cerealista de Tejada se situaba en un intervalo de entre 35 (seguras) y 40 (probables), los datos de la campaña de salvamento para 2017 bajan esta cifra a 16 (seguras) y 20 (probables), lo que supone un claro descenso que compromete seriamente la continuidad biológica de la especie en esta comarca.

A principios de la década del 2000, Campo de Tejada se constituyó en uno de los grandes núcleos reproductores de aguilucho cenizo de toda Andalucía, suponiendo el 40% de los nidos de toda la provincia de Huelva y el 7% del territorio andaluz, cifra que, por diversas razones, ha ido disminuyendo lenta pero inexorablemente hasta los datos actuales. Las causas de este receso poblacional no han sido todavía determinadas con exactitud, pero indudablemente, el alto número de predadores carnívoros de la campiña de Tejada y especialmente el uso de pesticidas industriales que aplica la agricultura intensiva se postulan como los principales motivos que justifican la importante reducción de los efectivos poblaciones.

En este sentido, a fin de paliar la incidencia que los predadores ejercen sobre la nidada del aguilucho cenizo en el Campo de Tejada, la Delegación Territorial de Medio Ambiente de Huelva, en colaboración con la Asociación Ecologista Ituci Verde, han llevado a cabo las primeras instalaciones de cercados metálicos para evitar el acceso de zorros, meloncillos y otros carnívoros terrestres a las plataformas nidales. La actuación ha estado supervisada por Alejandro Cejuela, técnico provincial de medio ambiente y vicepresidente de Ituci Verde. Por su parte, Ignacio Herrera, coordinador del grupo de voluntarios, manifiesta que “esperamos que estas medidas sirvan para mejorar las posibilidades de éxito de la especie y garantizar la continuidad de uno de los animales más emblemáticos y simbólicos de los paisajes rurales y las campiñas cerealistas de Andalucía en general y de nuestra comarca de Tejada en particular”.

Pollos de aguilucho cenizo
Pollos de aguilucho cenizo

Ituci Verde inicia el seguimiento de las aves invernales del Campo de Tejada

La Asociación Ecologista de Escacena+Paterna del Campo ha comenzado ya el estudio de las especies de aves invernantes que, procedentes en su mayoría del norte de Europa, han llegado a la comarca del Campo de Tejada desde que comenzara la estación más fría del año. El fotógrafo naturalista y socio de Ituci Verde Daniel Gutiérrez, lleva años capturando instantáneas que permiten conocer mejor la ornitofauna de la campiña y su distribución, así como el estado de sus poblaciones. En este sentido, dentro de las aves invernantes de Tejada destaca fundamentalmente el binomio avefría (Vanellus vanellus) – chorlito común (Pluvialis apricaria), las dos especies más comunes y numerosas en la zona y que gracias a sus hábitos alimenticios realizan una importante acción controladora de insectos y otros invertebrados potencialmente peligrosos para los cultivos, convirtiéndose por tanto en especies muy beneficiosas para la agricultura.

La biodiversidad ornitológica de nuestra comarca alcanza unas cien especies de aves, convirtiendo al Campo de Tejada en uno de los ecosistemas más ricos de las ocho grandes campiñas de Andalucía.

Avefría y chorlito en el Campo de Tejada
Avefría y chorlito en el Campo de Tejada

FOTO: Daniel Gutiérrez

Voluntarios de Ituci Verde plantan 200 árboles en el Campo de Tejada

La Vereda de la Carne, una de las vías pecuarias más importantes de la campiña del Campo de Tejada, límite municipal entre Castilleja del Campo y Escacena del Campo, fue el escenario escogido por nuestra asociación para llevar a cabo la plantación de árboles y arbustos autóctonos de monte y matorral mediterráneo, que cada otoño realizamos con la finalidad de restaurar los hábitats más degradados y alterados de nuestro entorno.

Unas 25 personas de distintas localidades sembraron un total de 200 plantones de algarrobos, adelfas, romeros y palmitos que fueron aportados por la Red de Viveros de la Consejería de Medio Ambiente, reforzando así la vegetación silvestre de las lindes y caminos rurales y favoreciendo la formación de pequeños setos arbolados que en un futuro incrementarán la biodiversidad y la riqueza paisajística del lugar. Al término de la actividad nuestro grupo ecologista de Escacena+Paterna del Campo ofreció a todos los participantes un típico almuerzo campestre consistente en migas, aliño de papas, fruta del tiempo y bebidas.

¡Gracias a todas y a todos por vuestra participación!

Voluntarios de Ituci Verde plantando en la Vereda de la Carne
Voluntarios de Ituci Verde plantando en la Vereda de la Carne